Curso de porteo

Aunque llevar a tu bebé encima es la forma más natural de criar un niño, muchos padres no saben de sus ventajas.

El fular es lo más adecuado para cargar el bebé encima, pero poca gente sabe porque y cómo colocarlo correctamente.

Después existen varios tipos de portabebés (fulares/Slings en diferentes largos y anchos, bandoleras/Ring Slings, bolsillos/pouches, mei tais, mochilas ergonómicas/Baby Carriers y mochilas populares) de diferentes fabricantes en el mercado. Tanta variedad confunde a los padres.

Hacemos entender las necesidades de un bebé recién nacido y la base de su desarrollo físico.Y ayudan a los padres a encontrar el portabebés adecuado a la situación familiar y practicar con ellos su uso con el bebé.

El taller es práctico de 1 hora aproximadamente y se aprende cómo colocar el fular o portabebés correctamente.

BENEFICIOS DEL PORTEO:

El porteo permite al bebé estar en contacto continuo con sus figuras de apego y observar el mundo que le espera desde una posición segura.

Beneficios para el bebé

  • - Facilita la comunicación . Estar cerquita de su cuidador permite al bebé expresar sus necesidades y deseos y que sean atendidos al momento, sin tener que recurrir al llanto.

  • - Favorece la lactancia materna. El bebé puede demandar pecho y ser inmediatamente atendido, incluso se la puede dar de mamar sin tener que sacarles del portabebés, con total intimidad. El contacto, el olfato y las hormonas favorecen la producción de leche.

  • - Proporciona seguridad, el sentido del tacto, a diferencia de la vista o el oído, garantiza proximidad y cercanía, el bebé sabe que está bajo el cobijo de su cuidador y encuentra satisfecha su necesidad de protección.

  • - Estimula todos los sentidos. El porteo es la mejor estimulación temprana que podemos ofrecer al recién nacido. La vista, el oído, el tacto, el olfato, el gusto, vestibular, (equilibrio), cinestésico, (que percibe movimiento y aceleración), propiocepción, (que permite la capacidad de sentir la posición del organismo).. todos los sentidos se desarrollan en su justa medida.

  • - Permite el correcto desarrollo de caderas del bebé. Al favorecer la posición “ranita” favorecemos la postura fisiológica del bebé, (especialmente hasta los seis meses), y prevenimos el displasia, (dislocación de la articulación de la cadera).

  • - Favorece una buena posición del cráneo del bebé. Cuando los bebés están tumbados mucho tiempo suelen hacerlo sobre el mismo lado, desarrollando algunas veces la plagiocefalia posicional, que después es necesario corregir con un casco. Al portear no ejercemos presión sobre ningún lado del cráneo y la cabeza reposa dulcemente sobre el regazo del portador.

  • - Calma los cólicos del lactante. La circulación es diferente en posición erguida que tumbada, el movimiento del portador estimula la digestión y la eliminación de gases del bebé y satisface su necesidad de contacto en caso de dolor o malestar.

  • - Disminuye las ingurgitaciones, al estar en posición vertical vomitan menos.

Beneficios para el portador

  • - Ofrece comodidad y libertad de movimientos al portador, ya que a diferencia de empujar un carrito el portabebés deja las manos libres para realizar aquello que se desee, como por ejemplo las tareas cotidianas en casa, salir a la compra, movernos en transportes públicos, pasear..

  • - Refuerza la higiene postural del portador. Fortalece la musculatura y aumenta la flexibilidad, además el bebé va aumentando su peso progresivamente por lo que permite al cuerpo ir adaptándose a la carga. Un buen portabebés ergonómico reparte el peso adecuadamente y nos hace adoptar una postura correcta, a diferencia de cuando cogemos a los niños sólo con nuestros brazos.

  • - Aumenta el bienestar emocional del portador. Sobre todo en el caso de los primeros meses de padres primerizos se tienen muchas dudas. Tener al bebé cerquita, calmado y sentir que está bien refuerza nuestra valía como padres y reduce la incidencia de depresión postparto en las mamás.


Volver a Servicios Volver a Inicio