Pilates mamás con bebés



Está claro que la falta de tiempo va a ser un obstáculo para que hagamos ejercicio si no nos lo planteamos de una manera diferente a como lo hacíamos antes de ser madres. Por eso te ofrecemos nuestro PILATES BABY (entrenamiento mamá y bebé).

La práctica de ejercicio con el bebé es una opción estupenda para no separarnos del pequeño y empezar a ponernos en forma. Hacer ejercicio en grupo con otras mamás recientes es una experiencia positiva. Además vamos a reforzar el vínculo con el bebé realizando esta actividad sumamente beneficiosa para la madre.

La clase consiste en una serie de ejercicios de pilates que, junto con el bebé, puede practicar una mujer que acaba de dar a luz con las debidas adaptaciones a las circunstancias de las mamás.

El bebé es incluido dentro de las dinámicas, especialmente en los ejercicios de brazos. Aproximadamente seis semanas después del parto la mamá debe ir acostumbrando al cuerpo a nuevas posturas y al peso del bebé que va a ir aumentando.

Atención especializada

La atención de los especialistas se centra principalmente en la preparación antes del parto pero existe un déficit de atención en el postparto que no es fácil de manejar para las madres, quienes suelen postergar el ejercicio físico a su vuelta al trabajo perdiendo unos meses clave. Por eso es fundamental incorporar el ejercicio físico a la vida cotidiana de la mamá bajo la supervisión de especialistas del movimiento.

Las disfunciones del suelo pélvico, si se tratan enseguida, no se cronifican. Pérdidas de orina o disfunciones sexuales no son normales y si la madre es consciente de ello se puede atajar.

Fácil para la mamá

El ejercicio se realiza de forma gradual y las madres pueden incorporarse a la clase después de la cuarentena en función del tipo de parto, natural o cesárea. Según el estado del suelo pélvico y su diástasis abdominal planificamos el entrenamiento. Quienes hayan sufrido una cesárea no podrán hacer algunas posiciones; adecuamos los ejercicios a cada mamá.

El ambiente es relajado y también ayuda mucho. Las madres entienden mejor que nadie la circunstancia de todas las alumnas y que el niño llore o le llegue la hora de la toma es de lo más natural.

Beneficios para ambos

El apego es muy importante y el bebé no se separa de la mamá. Se estimulan los sentidos del bebé. La mamá lo toca constantemente, se acerca, se aleja. El estímulo del sistema vestibular (equilibrio y control espacial) va fenomenal para la maduración del sistema nervioso

El ejercicio físico nos ayuda en todas las etapas de la vida, tanto física como psicológicamente y en este caso impulsa la normalización de los cambios corporales de la madre. “Fortalece los músculos, incrementa la energía, libera endorfinas; te ves mejor, sales de casa y todo ello sin separarte del bebé”

Un experiencia única, ahora ya no hay excusa para volver a entrenar.


Clases impartidas por profesores con Certificación en Preparto y Postparto.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Como centro especializado en Prenatal y recuperación Postparto, además tenemos una serie de actividades complementarias como:

Cursos de masaje infantil

Cursos de porteo


Volver a Servicios Volver a Inicio